Buscar este blog

martes, 22 de abril de 2008

Secuencia I

La mezcla de ansiedad y extrema felicidad que la invadían no le permitían respirar. Sus dedos repicoteaban una y otra vez sobre la mesa de roble. Sus ojos echaban un vistazo cuasi continuo a las manillas del reloj. Pero todo arrojaba la misma conclusión: Él no llegaba.
Comenzó a caminar por ese viejo living, formando un círculo de amor claramente perceptible. La espera se hacía interminable.
Levantó el tubo del teléfono para llamarlo, discó uno a uno los números, pero nada, no había respuesta. “Seguro ya está en camino” se repetía.
Por fin un ruido de motores la regresó nuevamente a la realidad sustrayéndola de esa espera interminable.
Corrió hacía la puerta de entrada, y lo vio entrar. Sus ojos se llenaron de lágrimas a la primera mirada, la felicidad que sentía no había encontrado otro modo de desbordar.
Él la abrazó sin comprender lo que sucedía.
Por fin ella lo besó y dijo: Ya somos tres.

Feb/2008

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad no sabía a cual de las tres "Secuencias" hacer el comentario, ya que evidentemente, son parte uno, dos y tres de una misma serie. Decidí hacer el comentario en "Secuencia I", pero en realidad va por las tres Secuencias.
Me encanta la sensibilidad con la que están descriptas las situaciones, y es realmente sorprendente esa fluidez que tenés para transmitir sentimientos muy profundos a través de las palabras.
Una pregunta me viene a la mente: las situaciones que describíste en estos tres poemas, son verídicas? Quiero decir, se basan en experiencias personales tuyas? Si es así, felicitaciones. Tu alegría debe ser inmensa. Si no es así, la verdad es que es realmente increíble que seas capaz de describir tan bien sentimientos surgidos de situaciones tan especiales.
No suelo visitar muchos blogs de otros, pero de vez en cuando paso por este. Me encanta leer lo que escribís, y me encantan los dibujos también. Yo solía dibujar un poco hace tiempo, pero ahora hace mucho que no lo hago.
Saludos...

Bárbara dijo...

Arquimedes, nuevamente muy agradecida por tu comentario, y pidiendo disculpas por la demora en la respuesta.
En cuanto a tus preguntas puedo contarte que las situaciones que narro no son reales en su mayoría, como las secuencias, pero tampoco con del todo ficticias... Cuando uno escribe, por mas que intente crear algo nuevo, siempre lo propio se cuela, se muestra, deja sus trazos...
En cuanto a los dibujos, acumulan en sus trazos ya varios años, tal como te sucede a vos, ya hace mucho que no lo hago...
Un gran abrazo