Buscar este blog

martes, 23 de octubre de 2012

Cambios

La tristeza invade mi casa
Los momentos de cambio se avasallan contra mi velero como huracán
La vida que conociste amenaza nuevos sentidos, nuevos caminos
Y lo novedoso se produce todo junto en esa franja de tiempo caratulada como un año
¿Pasará la tormenta con el fin del mismo?
¿Pasará sin mas? ¿sin huellas? ¿sin pérdidas?
Los vientos amenazan con arrebatar gentes, lugares, ideas…
Amenazan con nuevos tránsitos, con nuevos caminos desconocidos y por lo tanto dudosos
La certeza, si es que alguna vez estuvo, hoy se desvanece en un horizonte ilusorio.
¿Me animo a enfrentarla?
¿Me animo al dolor? Al equívoco? A la pérdida?
La negación de los sucesos no les quita su existencia
La vida pasa por debajo de mis pies y los sacude, sacude sus conocidas raíces
Un año de grandes dolores, de grandes cambios, de grandes decisiones…
Grandes… de eso se supone que se trata.
Es muy difícil la pérdida de determinados lugares, aunque lo que se obtenga a cambio venga cubierto con la promesa de la felicidad.
23/10/2012

4 comentarios:

LetraenTinta dijo...

Llegué de casualidad a este blog casi homónimo al mío, me llevo buenas lecturas. De esta última, cuantas preguntas, que ha todos alguna vez nos han llegado intempestivamente, para no deshonrar su característica cualidad desestabilizadora de rumbos. Saludos desde algún rincón porteño y empático de sinsabores cavilantes de ensueño.

LetraenTinta dijo...

Llegué de casualidad a este blog casi homónimo al mío, me llevo buenas lecturas. De esta última, cuantas preguntas, que ha todos alguna vez nos han llegado intempestivamente, para no deshonrar su característica cualidad desestabilizadora de rumbos. Saludos desde algún rincón porteño y empático de sinsabores cavilantes de ensueño.

LetraenTinta dijo...

Llegué de casualidad a este blog casi homónimo al mío, me llevo buenas lecturas. De esta última, cuantas preguntas, que ha todos alguna vez nos han llegado intempestivamente, para no deshonrar su característica cualidad desestabilizadora de rumbos. Saludos desde algún rincón porteño y empático de sinsabores cavilantes de ensueño.

Shadows dijo...

Querido amigo, gracias por tus palabras y gracias a las casualidades entonces!
Esta noche pasaré a visitar ese rincón porteño y a dejar mis saludos por allí.